miércoles, diciembre 27, 2006

Golpeando la cabeza

Encontré a mi mujer
golpeando su cabeza
contra la pared
como si fuera un martillo
¡Espera! -dije alarmado
estás sangrando,
vas a romperte la cabeza;
pero ella insistió
parecía un martillo
golpeando su cerebro.
No está bien que lo hagas -insistí
vas a despertar a los vecinos
con ese ruido nervioso
pero ella siguió encorvada
golpeando su cabeza
¡oh no!
ella va a morir (pensé)
no queda más remedio
que ocuparme en los asuntos
de la defunción:
buscaré los documentos de mi esposa
del seguro
el testamento
no encuentro nada
pero mi esposa seguía golpeando
su cabeza contra el muro.
Share/Bookmark

1 comentario:

ULriKe RasUmoV dijo...

Acaso el dolor intenso, el sufrimiento, la impotencia de decir algo la hacían provocarse un dolor físico fatal para querer superar el dolor que sentía dentro?

Desde Perú...