martes, septiembre 11, 2007

cago en dios

No tengo vocación
para llenar formatos
estúpidos
de impacto
y cuántos
estudiantes
aprendieron
de mis poemas
no tengo la más
mínima vocación
para buscar
una compensación
económica
que los imbéciles
figurones
en el gobierno
de derechas
nos imponen.
Aprendan
de mis huevos
de la manguera
que tengo
abajo del ombligo
regando el pasto
de la muerte.
Aprendan hijosdesuchi
que yo
me cago en Dios.
Share/Bookmark

1 comentario:

Aharon Edmundo dijo...

¡Bravo, poeta!, agradezco su visita a mi bloguito. No dejo de pensar que el azar tiene una manera muy curiosa de trabajar. La poesía es una de ellas; en estos tiempos de ordenadores y máquinas de calcular, queda un pequeño reducto para lanzar escupitajos y maldiciones en forma de bien lograda poesía. Me largo a seguir leyendo buena poesía de un nuevo poeta que acabo de conocer, si así lo permite, por aquí andaremos tentando la palabra.

P.S. Yo pensé que los infras habían desaparecido, me equivoqué, lo bueno que sólo tengo 25 y tengo mucho camino por recomponer. Un saludo. Ahora pasará a mi lista de blogos cotidianos. Aharon.