domingo, septiembre 30, 2007

El día que dejé de escribir

El día que dejé de escribir
poemas, fué un día de tormenta
caía un diluvio en la calle
y me obligó a detenerme
en un portal, lejos de los
bares y las librerías
la gente huía despavorida
intentando cubrirse o
llegar a cubierta,
el agua corría
inundándolo todo,
ése día, de pesadumbre
dejé de escribir poemas
o mas bien, no recuerdo
dónde ni cuándo
en algún sitio,
debió de ocurrir.
Share/Bookmark

1 comentario:

aniramzul dijo...

¡Hola!
Hasta que entré en tu blog no sabía ni que existía eso del infrarrealismo, así que me fui al link: interesante. Personalmente cada vez creo menos en las etiquetas o clasificaciones para el arte o para la vida en general. Para saber quién eres y reivindicar lo que quieres no tienes por qué pertenecer a ningún movimiento, aunque sí que creo eso de que la unión hace la fuerza. En otro orden de cosas, me ha gustado mucho este poema y te invito a conocer los míos: http://aniramzul.blogspot.com/
Un saludo desde las Islas Canarias.