lunes, junio 23, 2008

Lectura de poemas




Hace unos dos o tres días estuve a punto
de matarme
no es la gran cosa, ni tampoco debo enorgullecerme
de poder llevarlo a cabo
pero sucedió
daba lo mismo matarse o no
así de sencillo;
y tal vez los problemas del mundo hicieron
que olvidara las intenciones
problemas mundanos como caer en cartera vencida
con los Bancos
o asistir a un recital de Poesía con los gastos
pagados
en fín, decidí leer poemas y subí al autobús
elegí unos cuantos textos y sin saber porqué
allá iba en el autobús, muy temprano
a oscuras, rumbo a la ciudad;
hice cinco horas de trayecto y entré a un
Bar antes de la lectura
después de todo había llegado con tiempo
el lugar estaba repleto de emos, punketos y
jóvenes rockeros
había un concierto en el mismo sitio
justo al lado del lugar de lectura
"el concierto suspenderá dos horas para la
presentación de los poetas"
oí que dijeron
entré al sitio, me puse la máscara del Santo y
leímos poemas,
la gente no se movía de los asientos,
hubo flashazos, cámaras de vídeo,
un reportero y nosotros bebíamos cerveza,
alternábamos la lectura con idas y venidas
a los sanitarios y la lectura se tornaba intensa,
"nunca me había drogado tan rápido" dijo uno
leímos tres o cuatro rondas de poemas
entonces me sentí mareado, no podía mantener el
equilibrio y me iba de lado sin control
"deben ser las pastillas", siempre pasa esto;
después de la lectura los organizadores nos
llevaron a comer, estuvimos muy felices y
abordamos un taxi para regresar
y tomé el autobús bastante mareado
y viajé cinco horas de regreso a casa
donde ya me estaban esperando
¿cómo te fue? me dijeron
aunque yo hubiese deseado quedarme a dormir
en la ciudad de México;
cuando alguien te invita a leer, la muerte
puede esperar un poco, supongo.
Share/Bookmark

2 comentarios:

Anónimo dijo...

la próxima te caemos.
andaba cizcada la banda
chido q la pasaron bien
y asi que andaba el max.

sigan invitando

yax

Edgar Artaud Jarry dijo...

HECHO.