martes, diciembre 23, 2008

diciembre

Edgar Artaud posee la rara cualidad
de mirar en cada ser humano a su cadáver
ésto es algo que aprendió con el paso
de los años
los años caminan incansablemente
poco a poco entiende que convive con
personas muertas
"todos los que me rodean, mis
contemporáneos, son como cadáveres"
los miro, indiferente, entonces
entiendo, que estoy mirando a un muerto.
Así, Edgar Artaud deambula por el mundo
no importa que tan poderoso o humilde
sea la persona, presidente de un País
importante o un miserable con andrajos
o algún enfermo de toda la vida;
"todos somos hombres muertos".
Entender, asimilar y comprender con
mayor fuerza cada día
es un sentimiento de veras duro
intenso
que crece
es bello mirar el sol de madrugada
entonces aparece alguien
miras su rostro y pronto ves la palidez
la carne tiesa, dura, blanquecina
la inmovilidad de las personas muertas.
Share/Bookmark

1 comentario:

victor ibarra dijo...

Igual estamos muertos y los vivos son los que están en sueños o en los libros. Y nosotros nos estamos mirando muertos en los sueños de los muertos que están vivos.

Buen poema...
maese