martes, diciembre 30, 2008

La soga

No todos pueden ser buenos poetas
He colgado una soga
para los malos poetas.

¿Cómo podemos festejar un año nuevo
sabiendo que:

alguien padece hambre
alguien está muriendo
alguien sufre?

He perdido mi diente de leche
que guardaba en el ataúd
donde duermo.

He dejado la puerta abierta.

Dejo café sobre la mesa.

La soga esta en el traspatio.

Por favor, no hagan ruido.

Pasen a morirse.
Share/Bookmark

1 comentario:

Cristina Chain dijo...

como podría festejar con tanto muerto en Gaza?...