jueves, mayo 28, 2009

Un correo de mamá

Estaba revisando mi correo de la mañana cuando,
¡descubrí un email de mi propia madre!
¡Carajos, pero si mamá murió hace muchos años!
¿Abriré el puto correo? ¿será ella efectivamente?
¿Dejaré el correo cerrado para mantener la incógnita?
¿Querrá decirme algo importante? ¿será urgente?
El subject del correo era muy escueto, solo decía:
"Querido hijo"
¡Diantres! ¡Así me llamaba mi madre cuando estaba
envejecida!
Esas son sus palabras, no tengo la menor duda.
Tal vez es un mensaje de spam, anunciando ofertas
de viagra, vídeos porno, televisiones, notebooks.
Quizá es un mensaje de alguien pidiendo dinero,
ofreciendo seguros, paquetes de viaje, automóviles.
Pero si es la dirección de correo de mamá,
¿cómo pudieron meterse allí? ¡demonios!
Abriré mi correo y encontraré de nuevo el conocido
encabezado: "Querido hijo,"
Y después, nuevamente sus palabras, me regañará como
siempre, por escribir sucios poemas.
Se lo diré ahora: Querida mamá, yo no escribo poemas
sucios, y me alegra mucho que no estés muerta, que
estés aquí de nuevo, ¿desde dónde me escribes?
Share/Bookmark

1 comentario:

Rossana dijo...

Que caray, de que los hay los hay
Y es bueno que así sea, muy especialmente que pueda yo leerlos en estos días en donde todo huele a hastío...
Esta viciado el aire amigo... Enrarecido NO
VICIADO
Entonces voy del segundo al primer piso, pesando en aquella casa donde solo hoy habitan mis amigos imaginarios, tenía un delicioso subterráneo, y un altillo donde venían a visitar las palomas y uno que otro bicho que se atrevía a aguantar los mareos....Por la altura ...viste?
YA no las hacen así, y nosotros tenemos la maldita culpa.
Vaya!!
Un beso
Rossana