viernes, abril 15, 2011

Declaración de principios

Odio el sexo.
Odio el amor.
Odio las multitudes.
Odio el ser social.
Odio los gobiernos.
Odio el capitalismo.
Odio la injusticia.
Odio la muerte.
Odio la ignorancia.
Odio la estupidez.
Odio la corrupción.
Odio la Iglesia.
Odio a los Dioses.
Odio las familias.
Odio la Universidad.
Odio el Universo.
Odio las competencias.
Odio los paises.
Odio la presunción.
Odio las ambiciones humanas.
Odio a los que se creen superiores.
Odio a los que imponen.
Odio la política.
Odio a los políticos.
Odio el hambre.
Odio el dinero.
Odio a los que hablan de sí mismos.
Odio a los artistas de América que dicen
ser los artistas de América.
Odio a los empresarios ignorantes.
Odio a los poderosos.
Odio al presidente de la república.
Odio la república.
Odio la división en países.
Odio la lucha entre países.
Odio a los que se olvidan de vivir.
Odio a los que matan por mantenerse en el poder.
Odio a los narcotraficantes, a los asesinos,
a los que son fieles a los asesinos
a los que juran lealtad a quien les paga.
a los investigadores que obedecen y no se preguntan
porqué obedecen
a los educadores que obedecen a sus superiores
y ordenan a su vez a los alumnos.
a los estudiantes que obedecen sin preguntarse
por qué obedecen.
a los estudiantes que se aburren en las Universidades
y no abandonan las Universidades.
a los que no son críticos.
a los que no tienen imaginación
a los mediocres de toda la vida.
a los poetas locales que no ven mas alla de sus ojos.
a los poetas que no leen a otros poetas
y que se asumen como grandes poetas.
a los funcionarios que asumen un mundo ordenado
que solo buscan ser parte de un engranaje
que buscan que el engrane esté cómodo.
odio a los que consumen carne de animales sin buscar
no comer carne de animales, no maten a los seres vivos.
odio a los que viven el pasado residiendo en el
presente y sin colaborar para un mejor futuro.
odio a los que imponen sus ideas, sus puntos
de vista, sus apreciaciones sobre la belleza y el arte.
odio a los líderes a los que buscan reflectores a los
que buscan la fama el exito el dinero el poder sobresalir
a los que no son buenos, no son capaces de besar los pies
de su vecino, el orgullo los delata.
odio las instituciones porque estan hechas para mantener
el orden del mundo.
odio el socialismo, el comunismo, la democracia fingida,
el capitalismo inhumano, los monopolios económicos y
políticos, las guerras artificialmente creadas.
todos somos diferentes, odio a los que no reconocen que
todos somos diferentes
a los que imponen un manifiesto artistico hecho solo por
ellos mismos
a los que son habiles para vivir de canonjias
a los que no desean un mundo mejor, más humano.
a los que no luchan contra el hambre en el mundo,
contra la injusticia, contra la ignorancia.
a los que se creen Dioses, Mesías, redentores, líderes,
a los que no son capaces de mostrarse humildes,
a todos ellos, que provocan
la destrucción de la humanidad,
los odio y es por éso que puedo ejercer
mi derecho al suicidio.
Share/Bookmark

3 comentarios:

SELKET YHAY dijo...

Yo también odio gran parte de mi realidad, pero tambien odio la muerte, prefiero vivir. La humanidad manifestada en estos principios emana de ti, de mi, de todos los que como yo se identificarán con tu declaración.Hay cosas que ya no se pueden cambiar... pero aún existen el amor y el arte para intentarlo.

Edgar Artaud Jarry dijo...

Hola,

Gracias por tus comentarios, recibirlos nos hacen sentir que no estamos solos, que no hablamos al viento, que alguien escucha, aunque sean tonterías.

He visto tu blog, aunque generalmente me conecto con los blogs de poesia a través de Google Reader, se me hace mas comodo, recibo avisos, igual estoy en Facebook.

Desde mi ventana.
Edgar Artaud Jarry

Coyote dijo...

Yo amo a la muerte. Saber que nos puede salvar en un momento dado ayuda a soportar la vida y apacigua temores. Así que no nos llevemos las manos a la cabeza para hablar de suicidio.